Phalla Neang

Krousar Thmey School

Camboya

Phalla Neang

Phalla ha sido docente, directora de escuela y coordinadora nacional del programa Educación para Ciegos en Camboya durante más de 20 años. Comenzó a trabajar con niños ciegos en 1986 como directora de una escuela de la ONU en un campamento de refugiados tailandés. Cuando regresó a Camboya en 1991, comenzó a trabajar para la ONG Krousar Thmey y en 1993 se convirtió en la primera maestra de Braille en la historia del país. Ella ha contribuido a la apertura de las primeras escuelas para ciegos en Camboya y a la creación de la versión Khmer de Braille. En ese momento, la mayoría de los camboyanos creía que las personas ciegas eran incapaces de aprender, se habían portado mal en una vida pasada y, por lo tanto, merecían el aislamiento.

En su enseñanza, Phalla ha sido pionera en enfoques de aprendizaje en modalidades que son más naturales para los ciegos. Estos enfatizan los sentidos del tacto y el oído en lugar de la vista, y la música es una parte central de su plan de estudios. Ella tiene como objetivo construir el aprendizaje a través de la comprensión, la memoria y la confianza. También le da prioridad a las lecciones de inglés y las habilidades informáticas (usando el software de lector de pantalla) para ayudar a preparar a sus alumnos para la vida en un mundo global. Los estudiantes en las escuelas Krousar Thmey comienzan a aprender inglés en el primer año de la escuela primaria, mientras que los estudiantes camboyanos en las escuelas públicas comienzan en el primer año de la escuela secundaria. Los estudiantes ciegos y con baja visión desarrollan un fuerte sentido del oído y, por lo tanto, tienden a ser especialmente talentosos en música y lenguas extranjeras.

Debido a que el programa Educación para Ciegos se implementa en asociación con el Ministerio de Educación, los estudiantes reciben enseñanza de acuerdo con el plan de estudios nacional. El programa ahora se ha ampliado a 69 maestros y 250 niños en 4 escuelas Krousar Thmey y 29 clases integradas en escuelas públicas en todo el país. Phalla orgullosamente cita que en 2014, el 100% de sus alumnos de secundaria con discapacidad visual aprobaron el examen nacional de bachillerato.

Phalla ha complementado su actividad docente con la promoción y la campaña. Al dar acceso a una educación de calidad a los niños que antes eran marginados, su trabajo ha marcado una diferencia significativa en la percepción de las personas ciegas en la sociedad camboyana a lo largo de los años.

Si se le otorga el Premio, Phalla usaría los fondos para expandir el programa Educación para Ciegos de Krousar Thmey. Ella entrenaría a más maestros, para que pueda servir no solo a once sino a las 25 provincias de Camboya, y comprar más máquinas de impresión Braille. Esto permitiría al programa imprimir más libros de literatura y crear un diccionario en Braille. Ella también establecería conexiones con escuelas en el extranjero y apoyaría el programa de Educación para Sordos de la ONG.

"Me encanta enseñar porque me gusta la idea de darles a los niños la oportunidad de elegir su propio destino".